Finales de Agosto, principios de Optimismo

Soy la única a la que le entusiasma que las vacaciones hayan terminado? Venga! seguro que hay alguien más. Pensadlo bien.

Se acabó el calor sofocante, ya no tenemos la obligación de “fichar” cada día en primera linea de playa para que nuestro bronceado sea tres tonos más alto que el del resto, podemos volver a la rutina de ir al gym una vez por semana {o ninguna! qué leches…}, esa ansiedad de estar sin hacer nada… No os han recibido, en la oficina, cantando a coro “Te echado de menos, todo este tiempo he pensado en tu sonrisa y tu forma de caminar. Te echado de menos, he soñado el momento de verte aquí a mi lado dejándote llevar…“?? No??

Ahora es cuando empieza lo mejor! Quién dijo rutina? Es el inicio de lo nuevo. Los Septiembres son los nuevos Diciembres. Este año será diferente. Surgirán nuevas responsabilidades {y si no surgen ya me encargaré de buscarlas} Entrar en las tiendas con la nueva colección otoño-invierno. Toca vivir nuevas experiencias y aplicar las ya vividas. Enfundarse la botas de agua nuevas. Ver hacia dónde va todo lo que dejamos en stand by durante el verano. En otoño todo está más bonito. Asimilar retos nuevos. Ir con más calma, que el sprint ya nos lo pegamos. Ahora hay que poner en práctica los nuevos conocimientos. Respirar, sentir, vivir, observar, asimilar, compartir.

Este año será distinto! Los 29 serán mejor que los 28. Terminaré el Máster. Encontraré mi hueco en RRHH. Aprenderé cosas nuevas. Este año, los domingos lluviosos serán lo contrario a deprimentes. Las navidades están a la vuelta de la esquina. En casa se harán más panellets que el año pasado y las pelis se verán con manta para dos.”

Nadie más se anima?

LadyLuck,

Querido Verano… para cuándo?

Me cuesta creer que, a estas alturas, no te dignes a aparecer. Habíamos quedado y llegas tarde!! Odio que me hagan esperar.

Tengo el armario impaciente. Faldas con vuelo, zapatos de cuña, vestidos palabra de honor, blusas, colores pastel… No creo que pueda retener mi ropa ibicenca por mucho más.

Venga! Por lo menos unos rayitos de sol. Unos grados más en el termómetro. No me paso 11h encerrada en un “zulo” para tener que abrir el paraguas cuando salgo.

Me apetece achicharrarme en el solarium del gym, sentir como se me corta la circulación cuando llego hasta la orilla de la playa y notar que el helado me gotea en la mano!

Hoy tenemos montada una barbacoa nocturna –Si, nocturna, no te hagas el extrañado. Es lo que se suele hacer para estas fechas, cuando empieza a hacer calorcito por las noches. Qué se supone que debo ponerme para asistir a una barbacoa nocturna en Junio y a 15º?? Una no va estupenda a una barbacoa nocturna “de verano” en tejanos y jersey de cuello vuelto!!!

No es por presionar pero, me gustaría tener algún día de playa para la semana que viene –con el fin de semana me conformo-, que nos vamos de Spa!

Supermummy suele decir “Nunca una flor duró dos primaveras” Desde luego! No me extraña! Si para pasar dos primaveras antes ha de venir el verano!!!!

Qué hago yo ahora con esto?

Qué hago yo ahora con esto?