Je veux aller à Paris

Quiero ir a París

Quiero ir a París

Quiero ir a París                     

Da igual cómo lo diga. Tengo un problema. Quiero ir a París. No puedo sacármelo de la cabeza. Quiero ir a París. Me da igual si ha de ser sola. Quiero ir a París. No sé si la reaparición de Mr. Baguette tiene algo que ver con el aumento de las ganas. Quiero ir a París.

308998_339505119470929_780674435_n

“Sentarme con una copa de vino frente a la Torre Eiffel con la única tarea de contemplarla. Quiero ir a París!”

Últimamente está en todas partes: internet, lecturas, publicidad, conversaciones ajenas… Quiero ir a París. Tengo un mes de vacaciones. Quiero ir a París. Perderme entre sus calles, desayunar en sus cafeterías, empaparme de bohemia, caminar por caminar… Quiero ir a París.

Comer Quiche, croissant, macarons, souffle… –me voy a poner como una bola– Quiero ir a París. Igual suena todo a cliché, pero no puedo evitarlo. Quiero ir a París.

Quiero abrirme paso a codazos entre cientos de japos para llegar hasta “La Gioconda“. Quiero ir a París. Me da igual que Versailles sea barrocamente hortera. Quiero ir a París. Que Versailles está en Île-de-France???. Quiero ir a París.

La vuelta de Mr. Baguette

A quién pude suponerle problema alguno vivir en París?

A quién pude suponerle problema alguno vivir en París?

Siempre he sido una enamorada de París. Típico. Puedo ahorrarme entonces explicar qué pasó cuando conocí a Mr. Baguett, con sus perfectos modales franceses y su perfecto acento francés. {Tan tan tataaaaaaan, tan tan tataaaaaaaaan…}

Duró el tiempo más que suficiente como para acomodarme en la idea de mudarme a Francia. Fácil.

Cuando me dijo “I promise to write” sabía que lo haría, pero no un año después!

Sabes? El tiempo también pasa en Barcelona, no sólo en Bruselas! Es uno de los privilegios que aún conservamos…”

Ya ni me acordaba de que le había puesto una melodía determinada para que no me cogiera por sorpresa. Para poder tomarme unos segundos antes de contestarle, y prepararme la “actuación”. Por eso, cuando escuché que mi móvil sonaba con Train pensé “qué narices…??” y ver su foto tampoco causó la reacción que esperaba “Uuuuuuh...”

Lo leo? Lo borro!!! No, no, lo leo… iiixxx… igual no me conviene…”

Una tenía conversaciones pensadas para salir del paso si él escribía durante los primeros meses -“I’m fine. I’m over you, get over it! Lo sé, no se me ocurría nada mejor

Pero después de un año, con la cabeza en otras cosas – matricular a Jean y Nora en el Liceo Francés no me convencía- me pilla con la guardia bajada.

Me imagino cómo fueron los segundos antes de escribirme “Oh, la, la. LadyLuck debe haber rehecho su camino. Creo que es buen momento para aparecer y sacudir un poco Lalaland...”{Perfecto acento francés}

Realmente espera que mis maletas sigan hechas? O acaso son las suyas las que están preparadas?

Sea lo que sea, ando falta de frases lapidarias que manden su perfecto culo francés de vuelta a Bruselas, París, L’Ille… “Or where ever to get away from HE

Alguna sugerencia?

LadyLuck