Suerte que aun no es viernes

Sé que muchos me habréis tachado de rarita sólo con leer el título del post de hoy, y más teniendo en cuenta que estamos a Lunes.

No me juzguéis, yo también soy del club de “odio los lunes“, pero es que 7 días no van a ser suficientes para contener lo que me esperan esta semanita.

El sábado es el cumpleaños de Ras y {sólo!} tengo 4 tardes para la puesta a punto. Si a eso le sumamos que el fin de semana tengo presentaciones oficiales con las familias {sábado con la suya y domingo con la mía}, el resultado es una LadyLuck algo saturada.

LUNES:

  • 18:00 – 19:30 Pensar/decidir/comparar/comprar/preparar el regalo. No sería más complicado si no estuviésemos hablando de mí. Pero no, a mi no me basta con comprar el regalo y que me lo envuelvan, no. Yo soy de esas que compran varios detallitos pequeños, un regalo grande, una caja bonita, una cinta llamativa, una cartulina, rotuladores de colores y hasta un unicornio si hace falta! y se sienta frente a su escritorio, dispuesta a pasar la tarde preparando, cortando, pegando… Ya me veo correteando por Rambla Cataluña de una tienda a otra.
  • 20:15 – 22:00 clase de body pump! yeaaaah! Lo mejor para empezar la semana con fuerzas.

MARTES:

  • 19:00 – 21:00 vuelta a las compras, pero esta vez para preparar el catering de la cena con los amigos. Yo sólo echo una mano con la preparación, pero mi lado “organizador de eventos” no me deja tranquila!!! Ojito a mi lista de la compra: {se suponía que sólo me tocaba llevar el postre}

2013-10-28 16.18.14

MIÉRCOLES:

  • 19:00 – 19:45 Ir a por el remate final del regalo. No tengo remedio… Hacer regalos es lo mio y conociéndome, fijo que acabo tal que así.
  • 20:15 – 21:00 Clase de spining!!!! 45 minutillos de cardio. Casi nada.

JUEVES:

  • 19:00 – 23:00 Tarde/noche de confección y horneadas de panellets! mano a mano con supermommy. Sólo haremos 3 o 4… Kilos! No puedo evitarlo, para la cena, para las chicas, para los suegros {he mencionado ya que tengo presentación oficial el sábado :s}…

VIERNES:

  • 15:00 – 16:00 Prepara el pastel {y no uno cualquiera, uno cebra!}
  • 16:00 – 18:00 Prepara dos quiches
  • 18:30 – 19:00 Trasladarlo todo a casa de Ras, en la moto y haciendo malabares para que no llegue en forma de migas.
  • {no te dejes su regalo, sería muy proprio de mí}
  • 19:00 – 20:00 Prepara los detalles para la cena del sábado
  • 20:15 – 21:00 Clase de spining para desconectar
  • 22:00 cena con las chicas

Me lo repites?

Supermommy: “Ni las prostitutas {no dijo esa palabra} trabajan gratis!

—-

Yo: “Y cuánto hace que estáis juntos?

Peque: “Pues… desde que empezamos”

—-

Yo: “Mama, creo que se te ha muerto la planta…

Supermommy: “Cariño, nunca una flor duró dos primaveras

—-

Supermommy: “Mira en la nevera, y lo que haya es lo que hay”

—-

Abrazada a mi hermano pequeño, veo que no le llego ni a la barbilla

Yo: “Así que… esto es lo que se siente?”

—-

Mi hermano y yo de vacaciones, en el Hotel.

Él: “Para qué sirve esa pica?”

Yo: “Cuál??”

Él: “Esa!”

Yo: “Esa?!… Tete, eso es el bidet!”

Él: “El qué??”

Yo: {Resignada al ver que me hago mayor…} “Eso se usaba HACE AÑOS para lavarse…”

Más vale pájaro en mano, que bueno por conocer?

Ya está, es oficial, nos volvimos locos…

Justo en el preciso momento en el que te planteas dejar un contrato estable para aceptar uno en prácticas, justo en esos segundos, puedes decir que has perdido el norte. Así que frena, coge aire y piensa en frío.

Vale, que las condiciones actuales acaban con todo tintineo posible, los meses {años} de búsqueda, pesan. La cueva oficina sin ventanas, asfixia. Las 9h diarias de trabajo no cubren ni el alquiler de un pisito cerca del lugar de trabajo. Pero eso no es motivo para retroceder.

Son factores más que propensos a dar el empujoncito. Empujoncito, si. Pero no para saltar de la olla y caer en el fuego. {Hoy va de refranes…}

Dadas las condiciones, el hecho de que aparezca una oportunidad de cambio en forma de convenio de prácticas es como un oasis en medio de este desierto de ofertas laborales! y más si aseguran convertir dicho convenio de prácticas en un contrato laboral como manda, tras seis meses. “Un CAMBIO! Empresa nueva, con responsabilidades nuevas, opciones de promoción y haciendo lo que me gusta {comunicación y organización de eventos}. Me está llamando a gritos! “… Aún y con una retribución famélica? Mmmmm, Seguro? Retrocede. Analicemos. 6 meses de prácticas?

Bueno, son seis meses cobrando menos que ahora, pero luego pasaría a tener un contrato laboral y haciendo algo que me gusta.” Seguro???

Ahí va otro dicho, “dónde dije digo, digo Diego“!! Todo puede llegar a ser pan para hoy y hambre para mañana.

Vamos a ver, que una es muy impulsiva, pero cuando se trata de futuro prefiero consultar hasta el censo si es necesario! {y con “censo” me refiero a: la almohada, supermommy, Ras, Kelsey desde el otro lado del charco…}

En mi cabeza bailaban ideas como: “Aquí no prospero. En tres años no he dado ni un paso adelante. Mucho bla bla y poco blo blo… Estructura organizativa totalmente plana, así no llego a ningún sitio. Tres años cobrando lo mismo no puede ser. Para qué me meto yo en Máster y estudios varios… He de meter el pie en sector de la comunicación y organización de eventos aunque sea empezando de 0. Cualquier cosa será mejor que esto”

Eeeeeese es el momento! Cualquier cosa? Claro que no! Ojito con el cansancio/desesperación, que nos puede hacer entrar en jardines que no nos conviene.

Ante dudas como estas, tiro de listas, de pros y contras. Analizo bien lo que realmente conviene, pido opinión externa si hace falta {los puntos de vista desde fuera siempre son bienvenidos} y, sobre todo, procuro no montarme castillos en el aire! Os suena el cuento de la lechera? Pues eso.

  1. No estoy en el paro, así que recurrir a “medidas desesperadas” no es lo propio.
  2. Aunque las condiciones laborales actuales no son un cuento de hadas {a pesar de la cueva, los orcos, los enanitos…} el salario que tengo es mayor que el de prácticas. Y con aíre no se pagan los estudios!
  3. Con mi edad, conviene dar un paso atrás así?
  4. Tiro de Máster: “El entorno es altamente cambiable. (…) Elimine de su concepción del mundo la suposición de estabilidad. Reconozca que la vida es dinámica, impredecible, aleatoria y llena de sorpresas. “. No se sabe qué puede pasar mañana. Y menos de aquí a seis meses.
  5. Recuerda: Buscas algo mejor, no otros dolores de cabeza {Lo que en forma de refrán sería “mismo perro, distinto collar”}
  6. Más vale pájaro en mano y malo conocido…