Caprichos del destino #1

Ay! el destino… caprichoso niño mal criado!! Lo mismo hace que conozcas a alguien en medio de la nada –literalmente– del mar Jónico, que te lo cruza un año más tarde en medio de las calles de tu concurrida ciudad.

No voy a negar que me hiciera ilusión. Reconozco que me alegró. Ponernos al día después de tanto tiempo y ver cómo hemos pasado estos meses. Pero era necesario? Quiero decir, con el cruce de nuestras barcas –así fue el primer encuentro con “el marinero”- ya fue suficiente empujoncito. “Algo” que no dio pie a más en su momento, “algo” que no fue nada… es necesario una second chance? Mmmmmm… NO! Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa.

Es que se han puesto todos de acuerdo? La aparición de Mr. Baguette no fue cosa del destino –eso fue una idea retorcida– ésta si, lleva el nombre “destino” escrito en mayúsculas. Por el momento lo tomaré como un intento de “prueba de límite”, y me doy un aprobado!

Ay, destino, caprichoso niño mal criado… Entre él y su primo-hermano Karma acabarán conmigo.

Quién dice eso de “el pasado siempre vuelve“? Si va a ser así, compraré un dispensador de números, de esos de “coja su turno” y que espere, porque ahora no puedo atender a menudeces, ahora mi atención se dirige a un único punto.

362554448_9a59e8e0af_m

Anuncios

3 comentarios en “Caprichos del destino #1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s