“Las bicicletas son para el verano”

Ser impulsiva tiene sus inconvenientes…

Tardé 2 segundos en contestar “Si!” a la pregunta de mi hermana “Nos vamos de vacaciones juntas a Amsterdam?“. Lo que me llevó más tiempo fue asimilar los conceptos “vacaciones” y “juntas”…

Al día siguiente tenía los billetes comprados y la ruta medio decidida – impulsiva, metódica y perfeccionista… una perla! -. El pánico me entró a la semana, cuando comencé a perfilar las visitas y actividades de nuestras vacaciones.

Yo busco hoteles. Ella se adapta a los albergues. Yo quiero visitar el Rijksmuseum. Ella no quiere perderse la Heineken Experience. Yo voy a visitar. Ella, a dejarse llevar. Yo: “Yes, I speak English“. Ella: “Yes, yes… She, She…

Amsterdam: Houses along the Amstel River

{El Amsterdam que quiero ver}

foodimage3

{El Amsterdam que creo que veré}

mapa_metro_de_amsterdam

{El Amsterdam que realmente veré}

Qué se puede esperar de unas vacaciones de 4 días junto una persona con la que, en lo único en que coincides, es en que no coincidís en nada?

Yo, realmente, ME LO ESPERO TODO…

No soy yo, es mi cuerpo!

Reconozco que soy algo melodramática. De ahí mi afición a montar escenitas. Igual por mi parte andaluza, igual por mi lado artista… o porque estoy como una “chota”.

Dejando esto a un lado, habrá muchos que se pregunten cómo una inocente conversación, vía mail, que empieza con:

Mr. Far Ras: Buenos días guapa. Recibes estas ofertas de trabajo? Igual te pueden interesar. Que tengas un buen día guapa.

Puede calentarte hasta el punto llegar a contestar con algo como:

Yo: (grrrrrrrrrrrrrrrrr) no tengo ganas de discutir, por lo menos contigo… y como por mail no se perciben los tonos, prefiero cortar el hilo…

Lo diré, HORMONAS!

A aquellos – afortunados – que no lo hayan vivido nunca, les diré que es como un cosquilleo que empieza por los pies y va subiendo por el cuerpo, hasta salir en forma de fuego por la boca.

Imagen

                             {Para que os hagáis una idea algo más gráfica}

No busquéis un motivo concreto que abra la caja de Pandora… Simplemente saltamos porque sí. Muchas, incluso, buscamos el enfrentamiento – alguien tenía que decirlo- .  Ejemplo:

Mr. Far Ras: (mail “n” para él, excusa “gratuita” para mí) Si el sábado te apetece ver una peli, por mi encantado.

Yo: (En punto de ebullición) Qué pasa que no has convencido a nadie para salir de fiesta???

Pero tenéis que entendernos, no somos nosotras, son las hormonas! Y por algún sitio han de salir…

Por suerte, esta vez reaccioné a tiempo – concretamente en el mail nº 62 -, frené, respiré, sonreí y Mr. Far Ras salió ileso. Debe ser que me hago mayor  -o que comienzo a ser consciente de los efectos que provoca mi lado “niña del exorcista” en otros -.

Quien no se libró de la actuación -para oscar a la mejor actriz dramática, todo hay que decirlo…- fue supermommy.

No entraré en detalles, pero fue algo así:

Imagen

Y yo me pregunto, hemos llegado a la luna pero no somos capaces de controlar una simple reacción hormonal?? La culpa la tienen los científicos! Y los biólogos, y los filósofos, y la posición de la luna, y Merkel,…

Por cierto, una vez más, supermommy consiguió salvar Lalaland de un desastre.

LadyLuck

DELETE… o no…

Si pudieseis borrar información innecesaria de vuestra cabeza, qué sería?

Hace ya unos años – muchos- , una profesora me enseñó un pequeño refrán que supuestamente me ayudaría con el orden de los adjetivos en inglés:

“In my nice big flat

There’s an old round box

With a green Swiss hat

And my woolly walking socks”

Nos hizo repetirlo hasta memorizarlo. Pasamos la hora leyendo, releyendo y escribiendo frase por frase…

Bien, a día de hoy no he logrado sacarme de la cabeza la cancioncita (Good for you, Harley!). Cada vez que cojo los calcetines de lana de mi vieja caja redonda, me veo cantando: “In my nice big flat, there’s an old, round box, with a green Swiss hat and my woolly walking socks…”. Me resulta imposible recitarlo solo una vez… Me hace gracia, me relaja y cuanto más la repito, más brincos doy. Acabará siendo la nana que le cante a mis hijos? (pobres… papi será el favorito, ya lo veo).

Lo que no ha conseguido en todo este tiempo es, serme de utilidad alguna! Aun no lo he puesto en práctica! En serio, si cada vez que mantengo una conversación en inglés con alguien y dudo sobre si “wolly” va antes que “swiss” (adjetivos muy recurridos en conversaciones anglosajonas), lo último que quiero es parecer lela tardando más de 10 segundos en responder a la otra persona.

Son cosas que ocupan sitio innecesariamente en nuestra cabeza. De esas que, por más que queramos, no podemos eliminar. Y cuanto más lo intentamos más se agarran (si, lo mismo que muchas relaciones!). Por cosas así, no logramos recordar dónde dejamos las llaves de casa, si hoy es Martes o Jueves, o si nos hemos tomado la pastilla. Estoy convencida. El cerebro es de espacio limitado (en unos más que en otros) y por lo tanto, -cruelmente- selectivo.

En fin, creo que iré a comprar un gorro suizo para guardarlo con los calcetines de lana, si recuerdo dónde puse mi vieja caja redonda…

Imagen

Lady Luck

Manifiesto por “un día mejor”

Hoy tengo un día guerrero. Uno de esos en los que, Caperucita, se comería al Lobo sólo con cruzárselo… y es que hay gente que tiene el “super poder” de sacarte de quicio con tan sólo un emoticono de whatsapp (en serio, que los hay…).

Trasteando por varios blogs y procurando despejarme, he tropezado con esto:

Imagen

Como directrices a seguir, me han parecido muy efectivas, lógicas y sencillas. Así que es algo que pienso hacer, por lo menos hasta el sábado.

El último punto creo que ya lo he incumplido por hoy… pero pienso compensarlo dándome un gran homenaje! Y si alguien majo se ofrece para lo del besazo, que mande solicitud!

Feliz jueves!!

LadyLuck